Mis Compañeros de Trabajo Me EXCLUYEN

Mis Compañeros de trabajo me excluyen

No siempre la relación de trabajo es lo que esperas, si hoy sientes que te excluyen o simplemente te hacen un entorno desagradable tienes que leer esto que te explicaré aquí. Aunque pueda resultar duro aceptarlo, la realidad es que tus colegas no son tus amigos. Puede que en un principio creas lo contrario, pero con el tiempo te darás cuenta de la verdad.

Gracias a mi experiencia en recursos humanos corporativos y búsqueda ejecutiva, he descubierto que muchos de nosotros cometemos el mismo error, confundiendo a los compañeros de trabajo con amigos.

En este artículo, te contaré por qué los colegas no son tus amigos y te daré cuatro reglas clave para construir relaciones saludables con ellos, incluso si sientes que te excluyen, evitando así posibles daños a largo plazo. Hace años, probablemente no habría tomado en serio la idea de que los compañeros de trabajo no son amigos.

1. Diferentes roles: Los amigos suelen ser personas con las que compartimos intereses, valores y momentos de ocio. Sin embargo, en el entorno laboral, cada uno cumple roles específicos y su principal objetivo es el desempeño laboral, no la amistad.

2. Competencia: Aunque la competencia sana puede ser beneficiosa, en el trabajo puede generar tensiones y rivalidades que no suelen darse en una relación de amistad. Es importante mantener claros los límites.

3. Intereses diferentes: Mientras que con amigos compartimos gustos y aficiones, con los colegas de trabajo la conexión suele basarse en la labor profesional. Esto puede dificultar la construcción de una amistad real.

Para evitar decepciones y conflictos, es fundamental establecer límites claros en la relación con los compañeros de trabajo. Aquí te dejo cuatro reglas básicas para construir relaciones positivas en el entorno laboral:

  • 1. Establece límites claros: Mantén la relación profesional y evita compartir información personal en exceso.
  • 2. Sé amable y respetuoso: Cultiva un ambiente de respeto mutuo y colaboración.
  • 3. Evita chismes y conflictos: No te involucres en rumores ni en disputas innecesarias.
  • 4. Fomenta la comunicación abierta: Si surge algún problema, aborda el asunto de manera madura y constructiva.

Recuerda, construir relaciones saludables en el trabajo es clave para un ambiente laboral armonioso y productivo. Acepta que tus colegas no son tus amigos, pero sí pueden ser aliados en el crecimiento profesional.

En el entorno laboral, a menudo se percibe que las relaciones se vuelven más agradables. Pero, ¿realmente podemos construir amistades en el trabajo? Es posible, aunque en la mayoría de los casos, esto no sucede. Al igual que en la escuela, la universidad o el trabajo, todas estas personas se reúnen por circunstancias específicas, lo que puede llevar a confundir estas relaciones circunstanciales con amistades, especialmente si carecen de límites y son convenientes para ambas partes.

¿Amistades en el trabajo?

En su lugar, propondría utilizar el término amigos situacionales para describirlos. Sin embargo, no hay que sobrestimar la importancia de estas amistades situacionales. Aunque salgamos a almorzar con nuestros colegas, intercambiemos saludos navideños o compartamos momentos divertidos juntos, esto está lejos de lo que realmente implica la verdadera amistad. Si eliminamos el trabajo de la ecuación, probablemente nunca más tendríamos que hablar con ellos.

La realidad de las amistades laborales

Por lo tanto, en el trabajo no existen verdaderas amistades, ya que la razón principal por la que muchas personas van a trabajar todos los días es para recibir un salario. Es importante reconocer que estas relaciones, aunque valiosas en su contexto, no deben ser confundidas con la amistad genuina, que trasciende las circunstancias laborales. Es fundamental mantener esta distinción clara para cultivar relaciones significativas dentro y fuera del entorno laboral.

Trabajar en equipo puede ser una experiencia motivadora para muchos, ya que es fundamental realizar las tareas asignadas. Sin embargo, no podemos obviar la importancia de ascender dentro de la organización para obtener mayores beneficios, visibilidad y poder de influencia. Aunque algunos de nosotros nos regimos por valores sólidos e integridad, optamos por el trabajo arduo y métodos legítimos para alcanzar nuestras metas profesionales.

La importancia de elegir bien tus compañeros de trabajo

Siempre habrá personas con intenciones crueles, dispuestas a sacrificar a cualquiera que se interponga en su camino hacia el éxito. Para estos individuos, el trabajo se convierte en una competencia constante, por lo que mantener amistades con ellos solo traerá perjuicios. Cuanto antes te des cuenta de esta realidad, mejor será para tu carrera profesional.

Diferencia entre colegas y amigos en el trabajo

Es crucial entender la diferencia entre trabajar con amigos y hacer amistades con tus compañeros de trabajo. En el primer caso, elegimos a esas personas para formar parte de nuestro círculo laboral, mientras que en el segundo, la relación surge de la convivencia diaria en la oficina. Es fundamental establecer límites claros para mantener la armonía y la productividad en el entorno laboral.

¿Por qué no puedes confiar en tus colegas como en tus amigos?

La importancia de la confianza

Confías en alguien a quien llamas amigo. Pero no puedes elegir o seleccionar a tus colegas como lo haces con tus verdaderos amigos. Es difícil saber cuál es su agenda, por lo que no puedes confiarles información personal.

La fugacidad de las relaciones laborales

Aunque en este momento pases todo tu tiempo con tus colegas, siempre llegará el momento en que uno de ustedes seguirá adelante. Y una vez que eso sucede, es extremadamente raro que mantengas un vínculo cercano. La gran mayoría de las veces, estas personas dejan de ser importantes en tu vida.

El paso del tiempo y las amistades

¿Piensa en todas las personas que has conocido en la escuela, universidad o trabajo? ¿Cuántas de ellas todavía son amigos queridos para ti? Y no me refiero solo a ser amigos en Facebook. Hablo de realmente encontrarse con ellos, cuidarlos constantemente, mantenerse en contacto con ellos en persona o a través de videollamadas.

  • Los amigos de la escuela desaparecen cuando te gradúas.
  • Los amigos solteros desaparecen cuando te casas.
  • Los amigos del gimnasio desaparecen una vez que dejas el gimnasio.

La importancia de cultivar amistades duraderas

Si bien es natural que las relaciones cambien con el tiempo, es esencial invertir en aquellas amistades que valen la pena nutrir. La confianza y el cuidado mutuo son la base de relaciones sólidas y significativas. Aunque las circunstancias puedan separarnos físicamente, el verdadero valor de una amistad perdura a través del tiempo y la distancia.

Hay situaciones en la vida en las que las amistades son más circunstanciales y efímeras. Aunque estas amistades pueden venir y marcharse, existen aquellas que perduran en el tiempo debido a un interés en común, como un hobby compartido, un deporte favorito, el arte o incluso un idioma específico. Mantener estas conexiones puede enriquecer nuestra vida social, pero no debemos olvidar que en el entorno laboral, la prudencia es clave para evitar complicaciones.

Reglas para mantener relaciones saludables en el trabajo

Regla #1: No excederse en compartir información

Aplica un filtro a lo que compartes en el trabajo. Piensa si compartirías esa información en una reunión de negocios. Es importante mantener un límite en la confidencialidad de tus asuntos personales en el ámbito laboral.

¿Por qué no deberías hablar de dinero y vida personal en el trabajo?

En un ambiente casual de oficina, puede ser tentador compartir detalles personales con tus compañeros. Sin embargo, hay ciertos temas que es mejor evitar para mantener una imagen profesional. Uno de los temas más delicados es el dinero.

Mantén la discreción financiera en el trabajo

Hablar de dinero con tus colegas casi siempre es una mala idea. Ya sea tu salario, el precio de tu casa o automóvil, o una herencia que esperas recibir, es preferible mantener estos temas al margen en cualquier contexto laboral. A menos que sea algo inofensivo, como el precio de un artículo en particular, es mejor evitar cualquier conversación sobre dinero.

Reserva tu vida amorosa para ti mismo

En la oficina, lo mejor es no compartir detalles de tu vida amorosa con tus compañeros. Ser discreto sobre lo que hablas en el trabajo es la mejor manera de mantener límites adecuados en el entorno laboral. Tu vida amorosa o sexual es tu asunto y no le concierne a nadie más.

Al interactuar con otros, ya sea en el trabajo o en reuniones sociales, es importante tener en cuenta ciertos temas que es mejor evitar compartir. Mantener la armonía y evitar conflictos innecesarios es clave para mantener relaciones saludables. Aquí te presentamos algunos temas que sería prudente mantener en privado:

1. Problemas familiares

La familia es un tema sensible para muchos y es mejor no ventilar los problemas familiares en público. Cada uno tiene sus propias dificultades y mantenerlas en privado ayuda a preservar la intimidad y el respeto entre los miembros.

2. Política o religión

La política y la religión suelen ser temas polarizantes que pueden generar controversia y conflictos. Es recomendable mantenerse alejado de estos temas en entornos mixtos para evitar herir sentimientos o involucrarse en discusiones improductivas.

3. Metas profesionales

Tus objetivos laborales son personales y es preferible no compartirlos abiertamente, especialmente si estás buscando un nuevo empleo. Evita discutir tus planes profesionales con colegas o utilizar recursos de trabajo para este fin.

4. Sentimientos negativos sobre el trabajo

Es normal tener opiniones negativas sobre aspectos laborales, pero expresarlas abiertamente puede ser perjudicial. Evita quejarte sobre tu trabajo, colegas o jefe, ya que la difusión de rumores en la oficina puede tener consecuencias negativas e inesperadas en tu carrera.

En el entorno laboral, mantener una conducta profesional es clave para construir una reputación sólida y evitar malentendidos que puedan perjudicar tu carrera a largo plazo. A continuación, te presento algunos consejos para navegar con éxito en el mundo laboral y mantener relaciones saludables con tus colegas.

Establecer límites claros desde el principio

Una regla de oro en cualquier ambiente laboral es tener en claro qué información es apropiada para compartir con tus compañeros y qué detalles deberías mantener para ti mismo. Evita hablar sobre tus actividades sociales fuera del trabajo, como cuánto bebiste en la última fiesta, ya que esto solo alimentará chismes innecesarios y proyectará una imagen poco profesional.

Recibe los reveses con madurez

Es importante recordar que todos, en algún momento, experimentaremos desilusiones en el trabajo. En lugar de tomar personalmente cada desilusión, intenta verlas como oportunidades para crecer y aprender. Acepta que, como seres humanos, tanto tú como tus colegas pueden cometer errores, y que, en ocasiones, sentirás que te han decepcionado. Aprende a manejar estas situaciones con madurez y respeto.

Siguiendo estos consejos, podrás construir relaciones sólidas en el trabajo y proyectar una imagen profesional y confiable ante tus colegas. Recuerda que tu comportamiento y tus reacciones ante las situaciones laborales son fundamentales para tu desarrollo profesional a largo plazo.

No te dejes llevar por las emociones en el trabajo

En el entorno laboral, es fundamental mantener la calma y no permitir que las emociones tomen el control. No les otorgues ese poder sobre ti. En lugar de reaccionar impulsivamente, actúa con integridad, incluso si no recibes lo mismo a cambio. Considera esta traición como un regalo, una oportunidad para entender cómo operan ciertas personas en tu entorno laboral.

Aprende a identificar personalidades tóxicas

Este tipo de experiencias te brindan la oportunidad de identificar a aquellos individuos que pueden resultar perjudiciales, como los traidores, los que apuñalan por la espalda y los chismosos. Ahora puedes ver a través de ellos y abordar la situación de la manera adecuada. Con el tiempo, desarrollarás la capacidad de reconocer a estos individuos y comprenderás que no debes compartir información personal o confidencial con ellos.

  • Aprende a evitar a estas personas, lo cual facilitará tu vida laboral.
  • Regla #3: Evita añadir a tus colegas en redes sociales.

Es recomendable mantener separada tu vida laboral de la personal en las redes sociales. Evita agregar a tus compañeros de trabajo en tus perfiles personales. En caso de que te sientas obligado a aceptar alguna solicitud de amistad, considera crear una página o grupo exclusivo para tus amigos del trabajo. Algunas personas, especialmente los chismosos, buscan entretenimiento en la vida ajena y pueden utilizar tu información personal para generar rumores.

En el entorno laboral, es común encontrarse con personas que utilizan sus cuentas de redes sociales principalmente para espiar a sus compañeros. A menudo, estas personas no publican mucho contenido propio, pero están constantemente al tanto de lo que otros hacen. Es importante recordar la regla número 4: mantenerse alejado de los chismes y el drama.

No te involucres en el chisme de oficina

Recuerda que aquellos que chismean contigo sobre alguien más, también estarán chismeando contigo con otra persona. Quienes se inmiscuyen constantemente en la vida de los demás también lo harán en la tuya. Aquellos que critican abiertamente a sus supuestos amigos cercanos de trabajo no dudarán en hacer lo mismo contigo.

Impacto del chisme y el drama de oficina

Evita involucrarte en el chisme de la oficina. Aunque el drama laboral no beneficia a nadie, no te ayudará a progresar en el trabajo ni te brindará promociones. Por el contrario, afectará negativamente tu credibilidad cuando no estás hablando de nadie. Al final, nadie hablará de ti por no participar en el chisme y el drama en el lugar de trabajo.

Contenido del Artículo:
  1. ¿Amistades en el trabajo?
    1. La realidad de las amistades laborales
  2. La importancia de elegir bien tus compañeros de trabajo
    1. Diferencia entre colegas y amigos en el trabajo
  3. La importancia de la confianza
  4. La fugacidad de las relaciones laborales
  5. El paso del tiempo y las amistades
    1. La importancia de cultivar amistades duraderas
  6. Reglas para mantener relaciones saludables en el trabajo
    1. Regla #1: No excederse en compartir información
  7. ¿Por qué no deberías hablar de dinero y vida personal en el trabajo?
    1. Mantén la discreción financiera en el trabajo
    2. Reserva tu vida amorosa para ti mismo
  8. 1. Problemas familiares
  9. 2. Política o religión
  10. 3. Metas profesionales
  11. 4. Sentimientos negativos sobre el trabajo
  12. Establecer límites claros desde el principio
  13. Recibe los reveses con madurez
  14. No te dejes llevar por las emociones en el trabajo
    1. Aprende a identificar personalidades tóxicas
  15. No te involucres en el chisme de oficina
    1. Impacto del chisme y el drama de oficina

⬇Personas como tú también leyeron esto:⬇

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio ocupa cookies, si quieres saber más aquí te lo dejo información: Leer más